RECOMENDACIÓN PARA LOS PADRES DE NIÑOS alumnos de la escuela burjassot c.f

 

1.-  Ayudaré a que mi hijo realice deporte.

2.-  Colaboraré en la medida de mis posibilidades con  el club e institución en la que está mi hijo.

3.-  Entenderé que la actividad que realiza mi hijo no es igual a la que realizan los      profesionales del mismo deporte. Es un juego y los participantes –niños- están aprendiendo (inclusive los árbitros y los entrenadores).

4.-  Intentaré que el niño entienda el deporte como un juego y que se lo pase bien, apoyándolo en los momentos difíciles y disfrutando con él de las alegrías.

5.-  No suplantaré el papel del entrenador.

6.-  No presionaré al árbitro o juez.

7.-  No entenderé que derrota es fracaso y éxito es victoria. Valoraré la evolución de mi hijo independientemente del resultado.

8.-  Entenderé que la derrota es una parte del juego y sabré “sacarle partido” como padre.

9.-  No sobreprotegeré a mi hijo. La actividad deportiva es sana y las ventajas físicas que acarrea siempre son más beneficiosas Que sus inconvenientes. Cualquier incidencia física la comentaré con un profesional.

10.-Si  he de castigar no será eliminando la práctica del deporte, que supone la retirada del niño de una actividad formativa tutelada.

11.- Seré modelo de conducta en todas las actividades deportivas que realice con mi hijo


12.-Atajaré siempre cualquier atisbo de violencia que pueda surgir